top of page
Asesoramiento educativo, Capacitación educativa, Eventos educativos, Publicaciones educativas, Educación privada, Enseñanza privada, Escuelas privadas, Institutos privados, Provincia de Buenos Aires, Planillas Mecanizadas, Comenius, CAME, Junep, Eduprivada, AIEPBA, Congreso educativo
  • Facebook
  • X

Para el secretario de Educación, "la escuela no es hija del Estado, es hija de la sociedad"

16 de diciembre de 2023

Evangelina Himitian

LA NACION


Carlos Torrendell participó del encuentro de fin de año de la asociación que nuclea a los colegios privados bonaerenses, en medio de la ola de cierres de escuelas por la crisis

El secretario de Educación de la Nación, Carlos Torrendell, participó de la comida anual de Aiepba; (detrás) los presidentes de CAME, Alfredo González, y de Aiepba, Marina Bermúdez


Fue un cierre de fin de año distinto, con razones para festejar, pero con el sabor amargo que deja la enorme crisis que atraviesa por estos días el sistema de educación de gestión privada, con noticias constantes de cierres de escuelas y enormes dificultades para articular entre la inflación y la cuota que los padres pueden pagar. Por eso, la fiesta que hace todos los años la Asociación de Instituciones Educativas de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba) generó, anoche en el Hotel Sheraton, sensaciones encontradas: por un lado, como todos, felicidad por otro año más de trabajo, pese a todos los obstáculos, pero tristeza por los que ya no siguen en 2024 y por la incertidumbre que comparten todos por lo que va a venir.


Es por eso, que las palabras del recién designado secretario de Educación de la Nación, Carlos Torrendell, que fue invitado al festejo y participó de la comida de los directores de colegios bonaerenses, fueron las más esperadas de la noche. Torrendell se mostró sonriente y dialoguista. Conversó con cada uno de los que se le acercaron desacartonadamente y cuando le tocó el turno intentó llevar un mensaje tranquilizador. Por lo bajo, directores y representantes de los colegios consideran una buena noticia la llegada de Torrendell a ese cargo, ya que lo cuentan como uno de los propios, alguien que siempre transcurrió en los ámbitos de la educación de gestión privada y que podría ser el hombre que los saque del cono de sombras en el que los metieron las últimas gestiones y particularmente la inflación galopante.


Torrendell dio algunas señales, sin hablar de medidas y políticas concretas. Reivindicó el concepto de sociedad educadora. Dijo que “la escuela no es hija del Estado, sino hija de la sociedad” y también aseguró que el gran desafío de este gobierno será impulsar una “política educativa participativa, donde todos, el Estado también, pero coordinando, promovamos el verdadero protagonismo de la cultura, del aprendizaje, y de todas las escuelas”. Y pidió abandonar la dicotomía escuelas públicas versus escuelas privadas.

“Una buena política educativa es volver a poner en un lugar protagónico a las escuelas, un lugar que fue relegado”, dijo la presidenta de Aiepba, Marina Bermúdez.


Torrendell inició su discurso hablando de José Manuel Estrada que, en 1869, fue designado director general de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires, con 29 de años. “En su libro Memorias sobre la educación en la provincia de Buenos Aires, explica con claridad que el problema no pasa por lo público versus lo privado, sino que en realidad el desafío pasa más bien por integrar lo público y lo privado, porque justamente a partir de allí es posible una nación y es posible una escuela”, dijo el secretario.


Y siguió: “La escuela no es hija del Estado, es hija de la sociedad. Lo cual no significa que está en contra del Estado ni en contra de la sociedad. Por eso, nuestro paradigma central implica el de sociedad educadora. En este contexto complejo, más aún, tenemos que profundizar, vivir, expandir el paradigma de la sociedad educadora, que incluya a la escuela, no la deja de lado. Pero la escuela tiene que estar integrada en un ecosistema mucho mayor”, detalló.


Entre las mesas, la mirada de los directores de escuela era atenta. Todos querían saber si iba a haber un guiño específico, algún adelanto de lo que va a venir.


El secretario de Educación de la Nación, Carlos Torrendell, dialogó con las autoridades de Aeipba, como el secretario ejecutivo Martín Zurita, en su encuentro anual


El secretario siguió: “La Argentina tiene un gran desafío y es muy bueno inspirarse en aquel momento en que Estrada escribe esto, posterior a la Constitución Nacional, a la integración de la provincia de Buenos Aires con la República Argentina, porque fue un momento de integración, que tal vez hoy ojalá pueda también serlo: Un momento en el que superemos las oposiciones e integremos aquello que está dividido artificialmente por las ideologías de uno y otro lado que nos proponen con absoluta innecesariedad”, dijo.


Salir del “centralismo”

Torrendell aseguró que otra idea de Estrada que se puede aplicar en este contexto es la de la necesidad de salir del centralismo. “¿Qué quiere decir salir del centralismo? Salir de aquel ejercicio de la autoridad, que ahora es el verdadero protagonista, para dar centralidad a las personas que están en las familias y a la sociedad en su conjunto”, dijo.


Según explicó, el rol de las autoridades educativas debería ser el de ejercer un control, o un acompañamiento para dar lugar al protagonismo de quienes aprenden y quienes enseñan. “Tenemos que promover el protagonismo de los que aprenden con nosotros. Los directores tienen que promover el protagonismo de los docentes. Los supervisores promover el protagonismo de inspectores de las escuelas. Los ministerios de todos ellos. La Nación de las provincias. Tenemos que crear un ecosistema en donde promovamos a los protagonismos, la libertad, la justicia, la confianza y a partir de ahí desplegaremos la innovación educativa”, dijo.


Para no sonar demasiado explicativo ante un auditorio de mayoría docente, el secretario matizó: “No se los voy a explicar yo a ustedes, porque ustedes lo hacen todo el tiempo”.


Directivos y docentes que integran Aiepba celebraron su comida anual con sabor agridulce por el cierre de escuelas privadas por la crisis económica actual


Y agregó que la clave pasa por cambiar este paradigma de oposición. “Tenemos que evitar estas dicotomías individuos-sociedad, bien común educativo - bien particular educativo. Tenemos que caminar hacia una política educativa participativa. Eso es a lo que me comprometo y este gobierno se compromete, por lo menos intentarlo un contexto muy difícil, pero creemos que ese es el desafío. Donde todos, (el Estado también, pero coordinando) promovamos el verdadero protagonismo de la cultura, del aprendizaje, de ustedes y de todas las escuelas. No hay un escuelas estatales versus privadas. Todas las escuelas tenemos que potenciarnos, generar condiciones para acompañar más, porque gobernar es acompañar, para que podamos entregar nuestro protagonismo y tener escuelas potentes, en todos los sectores del país, principalmente, en aquellos que más lo necesitan”, concluyó.


Y antes de irse, dejó abierta la puerta para el diálogo: “Seguramente seguiremos conversando. Les ruego, por favor, que en este contexto difícil en el que estamos, podamos unirnos todos. Todas las escuelas, todas las diversidades, porque en esa solidaridad y en esa conjunción de confianza vamos a poder recrear el sistema educativo”, agregó.


Por Evangelina Himitian

bottom of page